Simbología y leyendas » Limonita


La limonita es considerada un mineral, pero la verdad es que la misma está más cerca de ser una roca que de un mineral propiamente dicho. Esto se debe a que la limonita cuenta con una composición heterogénea de óxidos ferrosos. Dentro de la limonita las versiones más conocidas son la goethita y la lepidocrocita.

La limonita también es conocida bajo el nombre estilpnosiderita. Si traducimos esta palabra podemos ver como significa brillante, sin olvidar que también es conocida bajo el nombre ocre debido a su color. Aunque esta palabra no es la adecuada.

Limonita

Si nos fijamos en su composición química, nos podemos dar cuenta de que la misma no es estable. Destaca por tener diferentes concentraciones de elementos. Estas concentraciones podrán variar por los óxidos que la formen y sobre todo por el lugar donde se encuentre este mineral. Las concentraciones más comunes son los óxidos que no son cristalizados, siendo los ejemplos más claros la lepidocrocita y la goethita. En el interior de estos minerales nos solemos encontrar átomos de hierro, mientras que en el exterior se sitúa el oxígeno.

La limonita destaca por no poder crearse de manera libre, sino que necesita de fuentes de hierro para poderse formar. Por este motivo muchos expertos buscan minas de hierro en las zonas donde encuentran esta variedad de mineral. De esta manera se piensa que la limonita comienza a formarse cuando en el interior de la tierra, donde hay altas concentraciones de hierro, hay filtraciones de oxígeno. En este momento las capas más cercanas al oxígeno comenzarán a transformarse, sin olvidar que para conseguir esta trasformación hace falta tener más componentes. Este tipo de trasformación es nombrada por los expertos como sombrero de hierro.

Pero no solo se produce limonita en los depósitos de hierro, sino que podemos encontrar este mineral en yacimientos de rocas silicatadas o carbonatadas. Llama la atención que en este caso las rocas solo se suelen encontrar en climas tropicales. En este caso la limonita necesita de la ayuda de algunas bacterias para concluir la trasformación, de aquí que en muchos casos el mineral sea aceptado como un mineral orgánico.

A la hora de buscar limonita, tenemos que acudir a lugares cálidos para encontrar yacimientos importantes. Algunos de los más importantes los podemos encontrar en zonas de Brasil, de la Indica, Cuba o el Congo. Dentro de España también hay pequeñas minas de este mineral en la zona de Teruel y de Vizcaya, aunque estas no son las únicas que funcionan dentro de la península ibérica.

¿Para que se usa la Limonita?

El mineral de la Limonita ha sido usado a lo largo de muchos siglos. Desde que se descubrió este mineral, la humanidad lo ha usado para teñir las prendas que ha ido usando a lo largo de los siglos. Pero no solo se ha usado para dar color a la ropa, sino que también se usado para recrear pinturas y cuadros que han quedado para la posterioridad.

Para conseguir el color adecuado para poder teñir, lo que se hace en primer lugar es moler la Limonita hasta dejarla como polvo. Una vez que se obtiene ese polvo, el mismo se mezcla con diferentes elementos, los cuales eran los encargados de dar forma y consistencia.

Durante los últimos siglos su uso ha cambiado de manera importante. La Limonita ha dejado de usarse principalmente para teñir y ha comenzado a usarse como mena de hierro. Para conseguir el hierro que está dentro del mineral, se hacen diferentes tratamientos químicos que eliminan el oxígeno y dejan el hierro puro. De esta manera se consigue bastante hierro, de aquí que muchas minas de hierro no desaprovechen este mineral para conseguir un metal con mayor uso en la tierra.

La geoterapia aprovecha en muchas ocasiones este mineral por sus propiedades curativas. Normalmente la geoterapia usa la Limonita como mineral que ayuda a reconducir la energía interior de una persona y conseguir que la misma vaya por el buen camino. De esta manera se consigue que la persona que tiene la energía la pueda usar en lo que realmente quiere hacer y no desaprovecharla por una mala organización. Por otra parte, se ha demostrado que debido al color dorado del mineral, tener esta piedra cerca siempre ayuda a que el ánimo de una persona mejore y siempre sea positivo. Si llevas cerca una Limonita siempre podrás tener la seguridad de ser más optimista y sobre todo poder estar más alegre.

Otro de los usos que se suele dar a la Limonita es el de trasformar el mineral y usarlo como abono o fertilizante. Este uso se le da porque es un mineral muy rico en hierro y sustratos lo que hace que la planta tenga toda la energía que necesita para crecer y desarrollarse correctamente.



  
Webmitologia.com: Información sobre la mitología griega, romana, egipcia, nórdica, japonesa,…  Aviso legal